ESTIMADOS AMIGOS

Después de doce cursos como director de la Escuela Municipal de Musica y Danza de Sanlúcar la Mayor, me planteé que nuestro trabajo debería evolucionar hacia otros objetivos. No siempre es interesante hacer una mirada retrospectiva y analizar cada éxito o cada fracaso, vanagloriarse con todo lo que se ha conseguido, sino mirar hacia delante, hacia los nuevos proyectos, plantearse nuevos objetivos y seguir creando y perfeccionando una de las Escuelas Municipales con más prestigio en la provincia de Sevilla.

Nuestro propósito en un principio fue crear una Escuela, crear conciencia y necesidad de estudiar dos artes tan ligadas como son la Música y la Danza, y que formen parte importante en la vida de las personas cuyas inquietudes les lleven hasta nosotros. Ahora, estos chicos y chicas siguen progresando, creciendo y madurando al lado de nuestro centro, que se ha llegado a convertir en un lugar ejemplar para educar y enseñar.

Martín Descalzo, en su libro “Razones para vivir” cuenta que un niño, vecino de un importante taller de escultura, entró un día en él y descubrió un gigantesco bloque de piedra. Dos meses más tarde, volvió a entrar, y en su lugar encontró una preciosa escultura de un caballo. Volviéndose al escultor, le preguntó: ¿Y cómo sabías que dentro de aquel bloque había un caballo?.

El caballo estaba realmente dentro del bloque de piedra, y el escultor no le añadió absolutamente nada, sólo supo sacar su esencia. He hecho uso de esta historia para explicaros este nuevo planteamiento de la Escuela Municipal de Música y Danza.

“¿Han pensado alguna vez que la palabra educar viene del latín educere, que quiere decir: sacar de dentro? ¿Han pensado que la verdadera genialidad del educador no consiste en añadirle al niño las cosas que faltan, sino en descubrir lo que cada pequeño tiene dentro y saber sacarlo a la luz?”

La sensibilidad, la expresión emocional y los sentimientos artísticos ligados a una buena técnica es el proyecto que estamos haciendo realidad con los alumnos de nuestro centro. La Música y la Danza están dentro de sus vidas, y al igual que el escultor, nuestro objetivo no es más que sacar su esencia.




Pedro Vázquez Marín
Nace en Sevilla donde estudiando en su Conservatorio Superior. Desde 1994 estudia en Barcelona con Leonid Sintsev, profesor de la ESMUC y Catedrático del Conservatorio Superior de San Petersburgo donde en 1997 prosigue sus estudios.
Becado por la Junta de Andalucía, en 1998 realiza estudios en Alemania con Oh-Havenith, profesora de la Hochschule de Frankfurt. Recibe consejos de los Maestros Rodríguez Romero, Juan Luis Pérez (Sevilla), Jordi Mora (Barcelona), Salvador Mas (Viena).
Funda Juventudes Musicales de Sanlúcar la Mayor en el año 2000 de la que es su presidente desde su creación. Miembro de su Consejo de dirección de la Federación Nacional de Juventudes Musicales de España durante los años 2003 a 2007 y desde el 2008 es Tesorero de la Federación Andaluza de Juventudes Musicales.
Director General de la Fundación Andalucía Tecnológica y del Festival Nacional de Música Noches de San Pedro.
En 1999 y 2005 funda respectivamente la Escuela Municipal de Música y Danza y el Conservatorio Profesional de Música de Sanlúcar la Mayor, centros que dirige.
Funda la Orquesta Sinfónica Joven del Aljarafe en 2004 de la que es su director artístico recibiendo importantes críticas.


 

Webdesign: www.schrittweise.at